Inmolación-Reparación

SIERVOS REPARADORES
de los Sagrados Corazones

El mundo desvirtúa lo sagrado; por eso, mantente vigilante, despierto, para que no seas seducido y seas desviado del camino de la verdad.

Diario Espiritual

¿Quiénes Somos?

Siervos Reparadores

Somos una comunidad religiosa, cuyo carisma es la Reparación al Sagrado Corazón de Jesús y al Inmaculado Corazón de María, fundada por el hermano Agustín del Divino Corazón el 11 de Junio del año 2010, solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús; de índole semi-contemplativa y orientación monástica, donde predomina la vida comunitaria en ambiente de retiro, oración y silencio.

Siervos Reparadores

El siervo reparador está llamado a consolar el Sagrado Corazón de Jesús y el Inmaculado Corazón de María, ofreciendo su vida en inmolación por sus propios pecados y los del mundo entero, y reparar por los ultrajes, sacrilegios e indiferencias al Santísimo Sacramento; además ruega por la santificación y la salvación de los religiosos, de los sacerdotes y del mundo entero.

El siervo reparador se identifica con el misterio de la cruz y comprende que fuera de la cruz no hay otra escala para llegar al cielo. Es un alma eucarística, su campo de acción está en el Sagrario, acompañando a Jesús como lámpara de Amor Divino que alumbra las veinticuatro horas del día. El respeto por el Santísimo Sacramento del altar, el recogimiento y la interiorización son características que siempre le acompañarán y le identificarán. El siervo en su vocación reparadora se ofrece como holocausto de amor a la Víctima Divina a través del sacrificio, desprendimiento de sí mismo, de su inmolación en cruz del diario vivir en Cristo y para Cristo.

Siervos Reparadores

Tiene como consigna: "En María, con María, por María y para María", porque comprende que María es el camino seguro y más corto de encuentro con Jesús. El siervos reparador vive en plena comunión con el Sumo Pontífice y permanece adherida con espíritu de obediencia religiosa a cuanto la Iglesia propone por medio de su Magisterio. Ama con el corazón a San José, custodio y protector de los Sagrados Corazones. El siervo reparador vive y difunde la devoción y consagración al Sagrado Corazón de Jesús y al Inmaculado Corazón de María.

Origen

Hermano Agustín del Divino Corazón

El fundador de nuestra comunidad de Siervos Reparadores de los Sagrados Corazones es el hermano Agustín del Divino Corazón, quien respondiendo a la inspiración Divina y junto con el padre Pablo del Inmaculado Corazón, iniciaron la comunidad el 11 de Julio del 2010, al mismo tiempo que también comenzaban la fundación de las Siervas Reparadoras de los Sagrados Corazones en compañía de la hna. Mariana del Santísimo Sacramento.